Secuestraron más de 230 patos silvestres, denominados Crestones, que se encontraban en manos de cazadores furtivos. Imágenes
Santa Fe