Una grave situación social se está configurando con el claro intento de desalojo que la empresa Belgrano Cargas anunció a los vecinos que viven dentro del predio de la estación de ferrocarril y en sus adyacencias.

Es que un abogado que sería de apellido De María, una oficial de justicia con el apoyo de dos policías, se presentaron en las viviendas y anunciaron que en el término de no más de un año se produciría la expulsión de la gente que vive allí, algunos de los cuales hace más de 20 años que están.

“Tienen derecho a un abogado les dijeron” y les advirtieron que “no sigan edificando porque es en vano”. Incluso, Antonio Sosa, Jefe de la Estación, habría recibido un fuerte llamado de atención porque supuestamente dejó que esos asentamientos se establezcan cuando en realidad hay familias que mucho antes de su arribo que está.

El Secretario de Desarrollo Social, Prof. Raúl Toledo, se comunicó con los vecinos de inmediato y ofreció gestiones y ayudas para evitar que siga el proceso.

Tengamos en cuenta que en todos los casos los vecinos que pagan impuestos, tasas y servicios, y agregando la cantidad de años que hace que están allí, podrían usar el derecho de usucapión, aunque esto es algo que se verá posteriormente.

Realmente es una situación delicada y lo particular es que ante este panorama, es paradójico que a los que viven a la vera de las vías, también en terrenos fiscales, de manera irregular, al norte y sur del distrito, nunca los intentaron desalojar.

“Vamos a unirnos los vecinos, iremos adonde haya que ir, recurriremos a la Defensoría del Pueblo, creo que esto es injusto, somos vecinos de Coronda, y de años” expresó Germán Barreto.

 

 

 

Locales – Periódico Corondino