Una señora pensionada del Barrio Norte de nuestra ciudad, estuvo al aire hace instantes, para contar la triste experiencia vivida, en los últimos meses del cobro de sus haberes como pensionada en la Institución bancaria que en el último tiempo ha sido motivo de críticas por personas que habrían pasado por la misma situación.
Según esta mujer, recibió el dinero de su sueldo en la caja e inmediatamente se dirigió a su domicilio, donde contó el dinero que le habían dado y se llevó la triste sorpresa de que, le faltaban unos $ 5.000 de lo que debió cobrar.
Obviamente ya había dejado la entidad bancaria, y no podía hacer reclamo alguno, y haciendo un ejercicio de memoria, se acordó que los últimos pagos incluso el cajero le había preguntado si se encontraba sola, recordando además que siempre iba acompañada por su hija, a quien no la dejaban llegar hasta el mostrador de la caja.
Terminó diciendo que no puede hacer la denuncia por cuestiones obvias, pero que sí lo cuenta públicamente para que a otra persona grande y jubilada como ella, no le pase esta triste experiencia, que incluso llegó a enfermarla por algunos días.

———-
Foto ilustrativa: Infobae

Locales | FM Sensación Coronda