A raíz de que la señora María del Huerto Sordo no le permitiera el ingreso a su nieto de 11 años a la cancha del Club Belgrano en el fin de semana, Mario Gómez estuvo al aire comentando la situación totalmente indignado, ya que al regresar Lautaro a su domicilio a poco de haberse ido avisándole que iba a ver a sus amigos a la cancha, volvió muy apenado comentándole que la señora rubia que estaba en la puerta de ingreso no lo dejó entrar porque era jugador de otra Institución.

Se lo notó muy molesto a Gómez por la historia de su familia en el Club, ya que él vistió la casaca roja, como sus hijos y también Lautaro y ahora por estar en otra Institución, igual debe ser tratado como un niño y no quitarle la posibilidad de ir a cualquier lugar a compartir con sus amiguitos.

Al preguntarle qué le diría a la señora Sordo si la tuviera frente a frente, lo resumió todo en una sola frase, diciendo “que sería lo mejor que esta señora se dedicara a su trabajo específico y deje de perjudicar al querido Club Belgrano”.

Locales | FM Sensación Coronda