Una pareja disfrutaba un momento muy tranquilo en un bar, cuando llegaron los delincuentes en moto y ocurrió lo peor. Ocurrió en la ciudad santafesina de San Lorenzo
Santa Fe